Guía de los mejores suplementos naturales para la fertilidad (parte II)

suplementos2

 

Continuando con el post anterior, he aquí nueve suplementos más que son de lo más utilizado para potenciar la fertilidad natural, tanto en hombres como en mujeres.

Si acabas de llegar a este blog, quizás te interese leer la primera parte de este artículo.

Así que seguimos!

L-Arginina: Facilita el flujo sanguíneo que va hacia el útero, ovarios y genitales lo cual tiene un efecto de mejora de la calidad de los óvulos, el grosor del endometrio y la mejora de la circulación que va hacia los ovarios refuerza también la fase lútea ya que facilita la acción de la progesterona mejorando la función del cuerpo luteo. Facilita la generación del flujo fértil. Refuerza las secreciones del endometrio para facilitar la implantación. Incrementa la libido y facilita que se vuelvan saludables los niveles de testosterona en hombres, dando soporte a la producción normal del esperma. Este compuesto tiene la misma fuerza que el Yang de Riñón.

Aceite de onagra: Estiula el efecto antiinflamatorio de las prostaglandinas, incrementa el flujo fértil, ayuda a excretar el exceso de estrógenos, reduce el síndrome premenstrual

Vitamina C: Esta vitamina es muy conocida porque se le da mucha importancia en la publicidad de los alimentos. Y no es para menos, es una vitamina súper importante ya que participa en la formación del colágeno, huesos, músculos, hormonas y neurotransmisores. Además, también es un antioxidante y su deficiencia puede dar síntomas como moratones con facilidad, dificultad para cicatrizar, envejecimiento prematuro, cáncer (ya que la vitamina C sirve para neutralizar nitratos y nitritos responsables de algunos cánceres). Esta vitamina se puede obtener de muchas frutas frescas y siento decir que el mito de que hay que tomarse el zumo inmediatamente para que no se dañen las vitaminas es eso, un mito. Mediciones realizadas en laboratorio han demostrado que la vitamina C se mantiene en el zumo de naranja incluso 12 horas después de haber sido exprimido. No obstante, es una vitamina hidrosoluble, lo que significa que si hierves mucho tiempo los alimentos las cantidades de vitamina C que contuvieran podrían disolverse en el agua. Entonces, ¿mejor cocinar los vegetales al vapor, y así no están en contacto con el agua? sí y no. La vitamina C es termosensible, lo que significa que la temperatura alta la destruye, por lo que es importante obtenerla de alimentos crudos o cocinados al dente.

Vitamina E: Esta vitamina es un antioxidante y es imprescindible para la fertilidad ya que es esencial para que nos mantengamos jóvenes. Favorece la la salud de músculos, sistema nervioso y sistema inmune. Se dice que esta vitamina es imprescindible para que se dé un embarazo saludable. Entre sus funciones se encuentra la capacidad de evitar los depósitos de colesterol y mantener saludable las venas, las arterias y el corazón. Facilita que la vitamina A se conserve, también mejora la salud de los ojos y de la piel. Al ser un antioxidante previene el envejecimiento de todas nuestras células (incluidos los óvulos!) ya que favorece la eliminación de los radicales libres. 

Vitaminas del grupo B: Sus funciones son múltiples y variadas pero para sintetizar es importante saber que participa en la salud del sistema inmunitario, del sistema circulatorio, del sistema nervioso y además participan en el proceso de creación de muchas hormonas. Así que para mejorar la fertilidad ¡son imprescindibles!. Se encuentran en muchos productos de origen animal y también en los cereales integrales y las legumbres. El paralelismo con la medicina china que mejor se adapta a las vitaminas del grupo B es el de la sangre (Xue) y el yang de Bazo, Corazón y Riñón. ¡Casi nada!

Magnesio: Es un mineral importantísimo para el cuerpo, ya que facilita la contracción muscular pero bueno, participa en más de 300 otras funciones, entre ellas la coagulación de la sangre, el metabolismo

Selenio: Este mineral tiene una absorción muy baja por el organismo y sin embargo lo excretamos tanto por la orina como por las heces y los hombres también a través del esperma. Su función principal es la de ser un gran antioxidante, actuando en conjunto con la vitamina E, también sirve para eliminar metales pesados del organismo, aumenta la inmunidad y previene las enfermedades degenerativas y el cáncer. A nivel reproductor se le conoce la propiedad de mejorar el esperma tanto en movilidad como en cantidad. Dadas sus características principales veo que tiene un paralelismo muy claro con el Jing de Riñón, la esencia que permite mantenernos jovenes y por lo tanto, mejorar la fertilidad.

 L-Carnitina: Es un aminoácido capaz de mejorar la fertilidad masculina, ya que mejora la movilidad del esperma, facilita el proceso de formación y maduración y mejora la calidad seminal. Su función principal es la de facilitar el paso de los acidos grasos esenciales al interior de las células, donde posteriormente se queman. También tiene un papel fundamental en la prevención del envejecimiento. Todas estas funciones se pueden clasificar como Jing de Riñón.

Coenzima Q10: Es un compuesto que se localiza en el interior de las mitocondrias, donde participa en el metabolismo de los elementos que pasarán a ser energía para las células. Esta coenzima tiene la capacidad de proteger las paredes celulares, por esta razón se le conoce como un antioxidante, súper importante para frenar el envejecimiento. Además también tiene capacidades inmunomoderadoras. Esta coenzima se pierde sobretodo con el envejecimiento, es decir, cuando se desgasta la energía del riñón.

Ahora me encantaría que me cuentes qué remedios te han recomendado para mejorar tu fertilidad y cuáles son los principales efectos que estás sintiendo al tomarlos. ¡Nos vemos en los comentarios!