Cómo dejar de ser friolera y conseguir un embarazo por el mismo precio

frío

 

Ser friolera puede estar condicionando tu fertilidad y, aunque pueda parecer una condena de por vida, es algo que se puede mejorar muy facilmente con la ayuda de la Medicina China.

La temperatura corporal habla sobre nuestro metabolismo y en ocasiones una baja temperatura basal puede estar relacionada con una baja tasa de actividad tiroidea que puede alterar tu fertilidad. Los síntomas asociados son letargo y aumento de peso (si sospechas que padeces hipotiroidismo deberías consultar con tu médico).
Para la Medicina China, el calor corporal es una energía Yang, y es imprescindible para una buena salud reproductiva. Así, nos aseguramos de tener potencia en la circulación de la sangre y que nuestros órganos tengan la energía necesaria para realizar sus funciones.

A menudo no somos conscientes de nuestra temperatura corporal en algunas zonas de nuestro cuerpo y nos exponemos al frío haciéndonos un flaco favor: pies fríos al ir descalzos por casa, cuero cabelludo frío al no secarnos bien el pelo al salir de la ducha, lumbares frías al subirse la camiseta…

Cada invierno me encuentro con casos de personas hiper frioleras, cuyo principal problema está asociado a este frío y que presentan todo tipo de síntomas variopintos (menstruaciones retrasadas, intolerancias alimentarias, problemas respiratorios, lesiones musculares reiteradas, problemas de fertilidad…). El primer paso del tratamiento de un/a frioler@ es la toma de conciencia.

Y no sólo es importante abrigarse acorde al frío que sientes, si no revisar todo tipo de hábitos y costumbres.

Me he encontrado de todo: desde personas que salen a correr temprano por el paseo marítimo; otras pasaban toda la jornada laboral bailando descalzas; algunos entrenaban muchas horas en medio de corrientes de aire, otras personas no saben lo que es un secador del pelo; otras tienen la costumbre de hacer un baño en el mar el primer día del año; otras llevan todo el año el mismo tipo de pantalones… o mismamente lo que me pasaba a mí antes de conocer la Medicina China: la mayor parte de mis comidas eran frías.

Si lo primero a hacer era tomar conciencia, lo segundo es corregir todos estos malos hábitos por dónde se fuga nuestro calor corporal y nuestro Yang.

Una de las técnicas de la Medicina China para tonificar el Yang es la moxibustión, unos puros tradicionalmente utilizados para calentar puntos de acupuntura seleccionados del cuerpo. Su aplicación es muy sencilla y a menudo le enseño a mis pacientes cómo utilizarla en casa.

Aquí tienes los pasos a seguir:

 

APLICACIÓN DE MOXA EN CASA

Materiales necesarios

– Un bote de tamaño mediano de cristaly con tapa.

– Arroz crudo

– Una vela y cerillas o un mechero

– Un puro de moxa

Instrucciones

– Llenar el bote de cristal con arroz hasta la mitad de su capacidad.

– Encender la vela y utilizar la llama para encender el puro de moxa. Debe quedar prendido hasta el perímetro para asegurarnos que la combustión sea correcta y que no se nos apague.

– Acercar el cigarro a la piel hasta que podamos sentir el calor que nos transmite. Mantenerlo a 4 dedos del ombligo, tanto en el centro como en el área por encima de los ovarios,  sin que llegue a quemar pero generando una aplicación de calor constante.

– Retirar la ceniza antes de que caiga rascando el puro contra los bordes del bote de cristal, de manera que caiga dentro.

– Aplicar de esta manera por 20 minutos diariamente. Si estás en tratamiento FIV la aplicación debe hacerse 2 veces al día, mañana y noche hasta el día de la transferencia. Después de la transferencia se recomiendo utilizar moxa sin humo.

– Apagar el puro introduciéndolo en el bote de arroz, de manera que se ahogue.

– Guardarlo para la próxima aplicación cerrando la tapa. De esta manera evitamos accidentes.

 

ATENCIÓN: Los puros de moxa no son un juguete y no siempre es evidente que están encendidos. Mantener siempre lejos del alcance de los niños. Te recomiendo que utilices las técnicas de medicina tradicional china sólo por prescripción de un terapeuta en medicina tradicional china.

 

Uno de los puntos principales para tonificar el Yang con la moxa es el 4RM, el punto que se encuentra en la línea del ombligo, a dos pulgares por encima del hueso del púbis. De hecho, es súper importante mantener toda la zona ventral y lumbar caliente. Un elemento fantástico para este fin son los Haramakis, unas fajas abrigadas que ayudan a tonificar el Yang. Te recomiendo que eches un vistazo a la web de Haramaki Kosoto para saber más.

Otra manera de calentar el organismo es a través de baños en los pies de agua caliente y sal marina: un agradable ejercicio al que pocas frioleras dirán que no.

 

BAÑOS DE PIES CON AGUA CALIENTE Y SAL

Materiales necesarios

– Un barreño donde podamos meter los pies cómodamente

– Agua caliente (49ºC)

– Sal marina sin refinar

Instrucciones

– Prepara un recipiente donde te quepan los dos pies llenándolo de agua lo suficientemente caliente como para que puedas soportarla sin que se te enfríe en dos segundos.

– Añade dos cucharadas soperas de sal marina por 5 litros de agua (aproximadamente!) y remueve hasta que se disuelva.

– Introduce los pies y disfruta de la relajación que genera durante 15- 20 minutos. Puede ser un buen momento para aplicar la moxa al mismo tiempo.

 

Algunas investigaciones muestran como los baños de agua caliente son potencialmente muy beneficiosos para la fertilidad femenina y masculina. Cuando hay insuficiencia de Yang, recomiendo darse un baño de pies en agua caliente con sal cada noche antes de acostarte y, en el caso de la mujer, especialmente durante la menstruación y la fase lútea (el periodo que va desde la ovulación hasta la menstruación).

En las mujeres, mantener el cuerpo caliente puede favorecer un ciclo menstrual fluido e indoloro; en ambos géneros puede colaborar en el deseo sexual saludable y, en el caso de los hombres, puede mejorar la calidad de la erección. Además, tonificar el Yang es sinónimo de una circulación sanguínea y energética saludable, y del aumento de la energía vital.

Para saber en qué nivel está tu energía yang es necesario elaborar el diagnóstico que se lleva acabo en la primera consulta de Medicina China. Si quieres saber si necesitas tonificar tu Yang puedes pedir hora para tu primera visita.