Lo que quizás quieras saber sobre la Medicina China antes de empezar un tratamiento

 

La mayoría de las personas que vienen por primera vez a la consulta de Medicina China desconocen los principios fundamentales de esta disciplina.

Con el tiempo he ido observando cómo suelen repetirse las mismas preguntas, es por esto que en el artículo de esta semana voy a dar respuesta a las principales conceptos que se repiten en la consulta.

Y dicho esto, allá vamos.

 

¿Cómo funciona la Medicina China?

La Medicina Tradicional China (MTC) es un sistema médico propio, lo que significa que tiene su propio sistema de diagnóstico y de tratamiento.

La manera de entender la salud y la enfermedad en la MTC es muy diferente de lo que estamos acostumbrados en occidente. En el sistema Chino, la salud se entiende como el equilibrio en el funcionamiento de los órganos, y las funciones de las sustancias. El desequilibrio patológico de estas funciones se evalúa a través de la observación minuciosa de las diferentes señales que da el cuerpo.

Al hacer una lectura de cada una de las particularidades del organismo podemos encontrar el funcionamiento individualizado o constituciones, y las tendencias de cada persona, por lo que con la MTC nos es posible prevenir del empeoramiento y agravamiento de las disfunciones orgánicas.
Tendencias a padecer frío o calor excesivo, ciclos menstruales cortos o largos, sangrados escasos o excesivos y con coágulos… Este tipo de padecimiento suele pasar inadvertido en la medicina convencional, sin embargo, es una información muy valiosa para elaborar el diagnóstico tradicional chino.
Los tratamientos van siempre dirigidos a reestablecer el equilibrio y el correcto funcionamiento de los elementos alterados. Si falta calor interno, la idea será aportarlo a través de la alimentación, fitoterapia, técnicas de calentamiento como la moxibustión o la revisión de hábitos diarios. Si faltan líquidos se revisará la alimentación, se darán fórmulas de fitoterapia que restablezcan el funcionamiento correcto del mecanismo de producción de estos líquidos y se regulará el funcionamiento de los órganos implicados a través de la acupuntura. Estos son ejemplos, las posibilidades son múltiples y adaptables a cada persona y situación.

 

¿Cómo funciona la Acupuntura?

La MTC trabaja principalmente con 5 órganos y 5 entrañas. Cada órgano tiene sus funciones particulares y su energía fluye a través de lo que llamamos meridianos, que son canales energéticos por donde dicha energía circula, influyendo en las zonas por las que pasa.
Me gusta utilizar el paralelismo de una estación de tren.

La localización estratégica en la ciudad, sus líneas de tren, metro o autobús pueden influir en la cantidad de personas que pasan por la estación central. Cada línea de metro o tren tiene sus paradas, igual que los puntos de acupuntura en los meridianos. Cada parada tiene más o menos relevancia para la línea, algunas suben muchas personas, en otras bajan muchas otras a ciertas horas. Con los puntos de acupuntura pasa algo parecido: hay puntos que ayudan a tonificar los órganos, otros facilitan la dispersión de los excesos de cada órgano.

Con la acupuntura, la digitopuntura y la moxibustión podemos modificar el flujo energético de cada uno de los puntos, para influir sobre el funcionamiento de los órganos elegidos.

 

¿La acupuntura duele?

La acupuntura no está hecha para sufrir. Aunque la idea de confort en oriente y occidente es muy diferente, en la consulta occidental se suele hacer mucho énfasis en la comodidad del paciente.

Las agujas de acupuntura que utilizo son muy finas y afiladas lo cual facilita que apenas se sienta la punción. No obstante, es verdad que hay puntos de acupuntura más sensibles que otros. No es lo mismo pinchar al lado de las uñas que sobre el abdomen. Tampoco estamos igual cuando nos sentimos enfadados, agotados o bien descansados.

El estado en el que llega la persona a la consulta influye, pero por lo general hasta los más aprensivos se relajan durante las sesiones de acupuntura. De hecho la mayoría de las veces la relajación es muy profunda.

 

¿Qué voy a sentir después de una sesión de acupuntura?

No me gusta la idea de las expectativas, pues siempre depende de cómo vengas a la consulta pero hay ciertos patrones que se repiten y que se pueden preveer más o menos.
Por lo general, depende de cuál sea la intención de la sesión de acupuntura y el estado en el que llegues.

Una sesión para una lesión puede dejar algunas molestias que se alivian rapidamente antes de la mejoría, aunque no siempre pasa así y a menudo la mejoría se produce sin un empeoramiento.
En el caso de la acupuntura para el estrés puede pasar que al soltar toda la tensión se perciba una sensación de cansancio profundo. Esto tiene que ver con el agotamiento subyacente que había y que quedaba tapado por la adrenalina y la tensión muscular. El descanso nocturno suele ser suficiente para reparar esta fatiga.

En el caso de las sesiones de acupuntura para la fertilidad también depende del estado en el que vengas, aunque es posible que a priori salgas de la sesión sin sensaciones diferente y que no veas los cambios hasta que pases por aquel momento del ciclo en el que tenías desajustes (por ejemplo, al desaparecer el síndrome premenstrual o regularizarse los ciclos).

 

 ¿La fitoterapia es segura si estoy embarazada?

No todas las fórmulas son seguras durante el embarazo, es por esta razón que la fitoterapia tradicional china tiene que ser prescrita por un profesional cualificado. No obstante, en algunas ocasiones puede ser necesario administrar productos de fitoterapia durante el embarazo. En ese caso, solo administro fórmulas que han sido probadas seguras y que se utilizan desde la antigüedad para el tratamiento de las dolencias durante el embarazo.

En el caso de las mujeres que buscan quedarse embarazadas de manera natural, adapto el tratamiento al momento del ciclo, evitando las fórmulas incompatibles durante el embarazo en la segunda fase del ciclo. Si por motivos terapeuticos esto no fuera posible, siempre informo sobre el posible efecto del tratamiento para que se practique la prevención.

 

¿Cuantas sesiones son necesarias para ver mejoras o para conseguir un embarazo?

Esto es algo muy particular de cada caso. Hay mujeres que llevan más de un año buscando un embarazo yse quedan embarazadas en el primer ciclo con acupuntura. Estos casos suelen ser en los que el estancamiento de Qi está perturbando la fertilidad.
En otras ocasiones, los diagnósticos són más complejos y requieren de tratamientos más largos a base de fitoterapia y acupuntura. Como media recomiendo 3 meses de tratamientos semanales con acupuntura antes de la concepción natural y como preparación para un ciclo de reproducción asistida. Estos 3 meses responden al ciclo de maduración de los folículos ováricos y del esperma, por lo que si se quiere influir positivamente en una ovulación saludable, hay que cuidarse durante los 3 meses previos a dicha ovulación.

En el caso de personas con un desajuste hormonal o patología reproductiva más grave, el tratamiento puede llegar a los 6 meses, aunque las sesiones de acupuntura se espacian en cuanto se controlan los síntomas y se pasa a hacer un seguimiento con fitoterapia.

Como siempre, depende del caso.

 

¿Tú también tienes alguna pregunta relacionada con los tratamientos de Medicina China para la fertilidad y te gustaría que te la respondiera?

Puedes enviarme un mensaje con tu pregunta y con mucho gusto las iré recopilando para darle respuesta en un nuevo artículo.

 

¿Te gustaría que hablemos de tu caso concreto?

Puedes ponerte en contacto conmigo a través del email o puedes reservar tu primera visita llamando al 690261633.