7 consejos que toda embarazada necesita seguir.

cozy

 

El embarazo: esos meses de paréntesis donde tu vida ya no es como era hace poco pero tampoco es como lo será de aquí a nada.

Quizás uno de los tránsitos más importantes de la vida. Hay cambios físicos, emocionales y hasta tu entorno parece estar del revés.

Las preocupaciones y los miedos son tan grandes como la ilusión y la emoción y a menudo, en la vorágine del día a día se hace difícil encontrar los espacios para disfrutar y gestionar todo lo que os está pasando.

En estos momentos puede ser de gran ayuda establecer algunos nuevos hábitos que te faciliten llevar el embarazo de la manera más saludable.

· Respeta y honra tu nuevo ritmo. Es fácil que al estar embarazada te sientas más despistada y que pierdas el interés por temas que antes te apasionaban. Prioriza lo que es importante que hagas y reordena tu actividad. Deja espacios para no tener que ir con prisas.

· Descansa. Necesitas descansar, y lo sabes. Date un tiempo para levantarte por la mañana, saludar a tu bebé y tocar tu panza, estirar el cuerpo y desayunar tranquilamente. Durante el día busca la manera de poder hacer la siesta, ni que sea 10 minutos. Por la noche date un tiempo para desacelerar y conectar con el bebé y tu pareja. Habrá un antes y un después en tus días.

· Respira. Cierra los ojos. Llena tus pulmones de aire. Sueltalo. Tomar consciencia durante el día de cómo estás respirando te puede ayudar a hacer pausas y soltar tensiones. Puedes establecer una rutina matutina (o en cualquier momento del día) con varias respiraciones profundas. El oxígeno que le llega a tu bebé depende de tu respiración.

· Sigue una alimentación responsable. Es difícil, porque puede que te apetezca comer cualquier guarrada, pero durante el embarazo es más importante que nunca llevar una alimentación saludable. Lo que comes es la materia prima del desarrollo de tu bebé así que, si es que no lo hacías antes, este es un buen momento para incluir en tu vida los cereales integrales, los alimentos ecológicos, el aceite de oliva virgen de primera prensada en frío, y las semillas y germinados.

· Comunícate con tu pareja. Al fin y al cabo, los dos esperáis un hijo. El embarazo puede suponer un gran cambio dentro de las perspectivas de vida de una pareja. Seguro que aparecen nuevas inquietudes y reflexiones que pueden manteneros la cabeza ocupada durante un tiempo. Compartirlo con la pareja puede ayudar a tomar decisiones y rebajar la tensión que genera el desconocimiento del futuro. Si tenéis problemas de pareja, es recomendable que busquéis ayuda terapéutica, ya que estos problemas a menudo empeoran después del nacimiento del bebé.

· Confía. Confía en la vida. Confía en lo que sientes. Confía en que sabrás hacerlo. Como toda situación nueva, puedes sentir inseguridad y temor a lo desconocido. Tener información es importante pero también lo es confiar en que sabréis hacerlo bien.

· Disfruta. Estás viviendo un momento único. Llevar a tu hijo en tus entrañas te hace sentir completa y es importante que puedas disfrutar del momento. Además a menudo el entorno también se vuelca hacia la madre con cuidados y atenciones. Pide lo que necesites, priorizar tu bienestar es priorizar el bienestar de tu bebé. Cuidarte ahora y ser previsora puede facilitarte un postparto con más tranquilidad y tiempo para adaptarte al bebé y a la nueva familia.

 

Regocíjate en tu embarazo. Lo más probable es que lo recuerdes toda la vida y hasta llegues a echar de menos aquellos meses en los que tu bebé y tú habitábais un solo cuerpo.

 

 

Embarazo - crianzaSara Banal