Menstruar sin dolor es posible.

Porque una menstruación saludable no duele.

 

 
 
 
mujer en el cielo
 

Entre el 30 y el 50% de las mujeres sufren algún tipo de dolor a lo largo del ciclo menstrual.

En la mayoría de los casos la dismenorrea es un mal hereditario y, si bien en ocasiones mejora tras el parto, en muchos casos dura toda la vida fértil de la mujer.

Algunos trastornos de salud como la endometriosis o los miomas uterinos pueden ser los causantes de los casos de dismenorrea de tipo secundario y en todos los casos es conveniente consultar con tu ginecólogo.

No obstante, la Medicina China propone opciones de tratamiento individualizadas según el estado energético de cada mujer con el fin de erradicar por completo el dolor menstrual y no depender de ningún tratamiento en el futuro.

 
 

Hay mucho que puedes hacer para mejorar tus reglas

 
 

Los síntomas asociados en los casos de dismenorrea pueden ser diversos y en cada mujer se manifiestan en diferente intensidad.

Los típicos son los siguientes:

· Calambres en la zona baja del abdomen

· Dolor lumbar

· Dolor irradiado hacia los muslos

· Náuseas y/o vómitos

· Mareos y/o desmayos

· Debilidad y malestar general

· Dolor de cabeza

El dolor menstrual es un dolor visceral, que puede llegar a la misma intensidad que el dolor en un ataque al corazón y que interfiere cada mes en la vida diaria de millones de mujeres.

Lo habitual en estos casos es el consumo de antiinflamatorios, en muchas ocasiones varios a lo largo del día, para poder con la vida.

 

 
 

El dolor menstrual es un síntoma de desequilibrio energético

 
 

Los Medicina China tiene las herramientas suficientes para diagnósticar qué desequilibrio está sucediendo en tu cuerpo para que te duela tener la regla y te puede ofrecer un tratamiento para devolver a la salud a tu útero.

Las mujeres no estamos malditas con la menstruación. Todo lo contrario, es un evento increíble en nuestra fisiología que nos permite depurar el cuerpo y conectar con nuesta sabiduría interna.

La Medicina China también puede ayudarte en el caso de padecer algún tipo de trastorno asociado al ciclo, bien sea bajadas de defensas, aftas bucales, fatiga extrema, cambios de humor, caída del cabello, insomnio etc.

 
 

 

 

 

Lo que el dolor menstrual puede estar diciendo sobre tu fertilidad

 

Las causas subyacentes en los casos del dolor menstrual pueden afectar a tu fertilidad de manera directa o indirecta, bien sea porque el trastorno que la provoca es origen también de infertilidad (como en el caso de la endometriosis), o porque los antiinflamatorios (AINES) con los que se aplaca el dolor comunmente pueden reducir la fertilidad y provocar alteraciones durante el embarazo.

 
 

Pide más información

Rellena el formulario

 
Nombre *
Nombre
satisfacción