Permeabilidad intestinal

Es el proceso fisiológico, es decir, normal y saludable, de barrera selectiva en la mucosa intestinal. Esta barrera limita el acceso al torrente sanguíneo, de manera que sólo lo atraviesen los nutrientes y moléculas beneficiosas para nuestra nutrición, y se queden fuera moléculas más grandes y los productos tóxicos.

La hiper permeabilidad intestinal se da cuando se altera la estructura de la mucosa intestinal. Esta alteración genera una inflamación intestinal y una respuesta inmunitaria. Numerosos estudios relacionan esta hiperpermeabilidad a enfermedades de todo tipo, en parte desencadenadas por predisposiciones genéticas, pero en otra parte se desencadenan por agentes ambientales.

Puedes leer más sobre este trastorno en wikipedia.

 

En relación a los diferentes trastornos de fertilidad, este estudio relaciona la disminución de las bacterias de los intestinos (la flora bacteriana) con el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOPQ). Y la verdad es que tiene lógica. El SOPQ es un trastorno que todavía no ha quedado bien definido si es endocrino o ginecológico ya que ninguna de estas dos disciplinas han encontrado la manera de regularlo. Se trata de una deficiencia en la ovulación debido a la reacción del ovario a un exceso de insulina en sangre. ¿Por qué se da este exceso de insulina en sangre? Algunas mujeres han desarrollado la llamada resistencia a la insulina y, tras ciertos análisis, pueden ser tratadas con metmorfina para conseguir un embarazo, no sin los riesgos clásicos de cualquier medicación.

No obstante, este estudio sugiere que esta alteración de los receptores de insulina en las células del cuerpo (razón por la cual no llega a entrar con eficacia en las células y acaba habiendo un exceso de insulina en sangre) puede ser consecuencia de una activación inmunológica procedente de la inflamación intestinal que es consecuencia de la hiper permeabilidad intestinal.

Rebobino.

El intestino presenta una flora alterada > hay una deficiencia en la digestión de ciertos nutrientes > se perfora e inflama la mucosa intestinal > se activa el sistema inmunitario de manera crónica > como consecuencia de esta alteración del sistema inmune se alteran también los receptores de insulina de las células > la insulina no puede entrar con normalidad en las células y corre libre (junto con la glucosa) en sangre. Esto hace que el cerebro detecte hipoglucemias y pida azúcar rápido (¿te suena?) > al llegar esta sangre rica en insulina al ovario, se altera la producción hormonal normal, descompensando la producción de estrógenos / andrógenos > alteración de la ovulación.

 

¿Solución?

Sanar las paredes intestinales, llevar una dieta baja en alimentos inflamatorios y ácidos, repoblar la flora bacteriana, descanso y buenas emociones para que el sistema inmune se recupere y deje de alterar los receptores de insulina.

Este patrón es claramente lo que en Medicina China se llama Insuficiencia de Bazo (la mala digestión), humedad (alteración en la absorción), insuficiencia de yang de bazo (alteración en la flora), insuficiencia de yang de riñón (alteración en el sistema inmune) e insuficiencia de sangre (hipoglucemias y amenorrea).