Preguntas frecuentes

 
 

Todos tenemos dudas ante lo desconocido, por eso he recogido aquí algunas de las preguntas que más me hacen, para podértelas solucionar incluso antes de que te las formules.

¿Cómo funcionan los tratamientos de Medicina China?

La Medicina China es un sistema médico en si mismo y es muy diferente al paradigma de la Medicina Occidental actual. Primero de todo es necesario hacer un diagnóstico, que se consigue gracias a la observación de la lengua, la palpación del pulso y con una entrevista donde te preguntaré con detalle por tus funciones corporales (menstruación, digestiones, descanso, estado emocional...).

Una vez trazado el diagnóstico ya se puede pautar un tratamiento, que irá dirigido a reestablecer el desequilibrio. Mis tratamientos incluyen pautas dietéticas, suplementos naturales (fitoterapia china, vitaminas, probióticos...), acupuntura y cambios de hábitos.

Una parte muy importante de mi consulta es que te explicaré tu diagnóstico de manera didáctica y accesible. Creo que para poderte comprometer con tu tratamiento es necesario que entiendas hasta qué punto es importante cada una de mis recomendaciones. Es por este motivo que dedico media hora en cada primera visita a explicar a grandes rasgos las bases de la Medicina China y el estado energético de cada persona.

Todas las primeras visitas incluyen el primer tratamiento de acupuntura y la pauta de alimentación y suplementación, que la envío por email a lo largo de la siguiente semana. Al ser un tratamiento personalizado me tomo unos días para poderlo elaborar sin prisas y pudiendo hacer las consultas que considere oportuno.

 

¿Cuál es la frecuencia de las sesiones de seguimiento?

Depende del momento en el que te encuentres de tu tratamiento, de tus posibilidades económicas, de la gravedad de tus síntomas, de tu urgencia...

Lo ideal es hacer un mínimo de una sesión por semana, sobretodo en el caso de las mujeres, ya que al tratar de influir sobre el ciclo reproductivo, es importante poder hacer acupuntura en cada una de las fases.

No obstante, en seguida que se dan mejoras sustanciales y valoro que los nuevos hábitos han sido instaurados correctamente, se pueden espaciar las sesiones a quincenales o incluso mensuales. Esto es algo que se ve en las consultas, y que acabamos pactando entre las dos partes con toda naturalidad.

En el caso de los hombres también recomiendo sesiones semanales al inicio del tratamiento, pero normalmente suele ser durante 1-2 meses, después ya surge por si misma la posibilidad de distanciar las sesiones.

 

¿Si empiezo ahora un tratamiento, cuándo crees que podré hacerme un FIV?

Esta es una pregunta muy frecuente, y es que el tiempo es un bien escaso y muy valioso, y normalmente cuando una pareja tiene en mente la fecundación in vitro, suele tener cierta prisa. No obstante, si es necesario hacer un ciclo completo con estimulación ovárica, recomiendo un mínimo de 3-4 meses antes de realizarlo. Este es el tiempo que tardan en desarrollarse y madurar tanto los folículos en su última etapa de desarrollo antes de la ovulación como el esperma en su formación, y si se pretende influenciar en la calidad de estas células tienes que estar en tu mejor versión de ti mismo durante el tiempo que dura este proceso. Es decir: el estado de tu salud a día de hoy se reflejará en el óvulo que ovularás en 3 meses (si tienes ciclos regulares y mensuales) por lo que 3 meses es lo mínimo indispensable. Lo ideal sería conseguir estar bien y esperar luego esos 3 meses.

En el caso de contar con embriones vitrificados el tiempo es más relativo, pero como mínimo hay que regular los ciclos, eliminar síntomas de desequilibrios hormonales, cambiar hábitos de alimentación y mejorar el descanso y esto toma como mínimo 2 meses.

 

¿La acupuntura duele?

La pregunta del millón. Mira, la acupuntura no está hecha para hacerte sufrir y de hecho, la mayoría de las veces se alcanza una relajación profunda muy próxima al sueño. No obstante, dependiendo de la localización del punto de acupuntura, hay zonas más sensibles y otras que lo son menos. También depende de la tensión física del día y de la puntura en si misma. Si en algun momento alguna aguja molesta, se puede sacar y volver a poner, y normalmente se soluciona la molestia. Y si alguna aguja molesta un poquito al ponerse, lo habitual es que la sensación vaya disminuyendo hasta desaparecer completamente. En cualquier caso siempre compruebo que no moleste ninguna aguja para que puedas relajarte bien a gusto.

 

¿Cuánto dura cada sesión?

Las primeras visitas, al tener necesitar conocer tu historia, realizar el diagnóstico, explicártelo y hacer la primera sesión de acupuntura, es necesario reservar dos horas.

Sin embargo, las sesiones de seguimiento son mucho más ágiles. Duran una sola hora, donde en la primera media hora evaluamos tu evolución y te respondo a tus dudas y en la siguiente media hora tiene lugar la sesión de acupuntura.

 

¿Cuál es el precio de las visitas?

Las sesiones de dos horas, es decir, las primeras visitas, tienen un coste de 80€ y las sesiones de seguimiento, de una hora de duración, tienen un coste de 50€.

 

¿Puedo pagar con tarjeta de crédito?

Actualmente no dispongo de lector de tarjetas por lo que pido por favor que los pagos se hagan en efectivo, por Bizum® o a través de transferencia bancaria previa a la visita.

 

¿Tienes lista de espera?

La ocupación de la agenda varía en función del momento del año, en vacaciones estamos tan felices que no necesitamos tratamientos ;-). Sin embargo, en algunos momentos del año podrían darse dificultades para conseguir reservar una cita con facilidad. En estos casos pongo en pausa las reservas de nuevos pacientes, para que las personas que tienen su tratamiento en curso puedan disponer de la agenda sin colapsos. Cuando esto pasa, lo que recomiendo a los pacientes habituales es que reserven sus citas en un horario fijo semanal, para no tener problemas con la disponibilidad de horario.

 

¿Tienes alguna duda más? Escríbeme y te responderé con la mayor brevedad posible.