Fish & Chips (versión saludable)

Muy cerca de nuestra casa hay un chiringuito que está de moda. Es un local diminuto y frente a su puerta se amontona la gente esperando haciendo suponer que venden algo excepcional.

La verdad, la oferta es muy limitada. Se trata de un bar de Fish and Chips que si bien la primera vez parece emanar un aroma apetecible, tras dos o tres años pasando a diario por delante acabas aborreciendo el pestazo a freidora.

Pero ese no es el principal problema. Al coincidir en los contenedores no he podido evitar observar los envases de las materias primas que utilizan. Ya te digo ahora que el aceite refinado enlatado no es algo aconsejable por sus beneficios terapeuticos.

Es una pena, pero estos detalles hacen que nosotros hayamos tachado este local de la lista de posibilidades. Si nos apetece comer pescadito bueno nos lo hacemos en casa.

La receta de hoy pretende proponer un plato de moda un poco especial (digamos, de fin de semana) en su versión saludable, utilizando solo productos que te dejen la conciencia tranquila y el estómago en su lugar.

 

Fish & Chips

Ingredientes

· 70g de polenta (semola de maíz)

· 210g de caldo vegetal o agua mineral

· 1 hoja de laurel

· 100g de harina de garbanzos

· 1/2 cucharadita de comino en polvo

· 1/2 cucharadita de cilantro en polvo

· 1/4 de cucharadita de cúrcuma en polvo

· 1 cucharadita de semillas de cilantro

· 1/4 de cucharadita de semillas de comino

· 1 chile verde bien picado (opcional)

· 1/4 de chile rojo sin semillas bien picado (opcional)

· 3 cucharadas de cilantro fresco picado fino (hojas y tallo)

· 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío

· 150g de guisantes frescos o congelados

· Un puñadito de hojas de estragón

· 1 limón

· 500g de merluza en lomos limpios o mairas limpias o una combinación de ambas.

 

Procedimiento

Precalentar el horno a 200º

 

Para los chips de polenta

En una olla colocar el agua mineral, una pizca de sal, y la hoja de laurel y llevar a ebullición. Tapar y apagar el fuego. Dejar infusionar durante 10 minutos. Luego quitar la hoja de laurel encender el fuego a punto de hervor, bajar al mínimo e ir agregando la polenta en forma de lluvia revolviendo continuamente con una cuchara de madera. Debe quedar con una consistencia bastante dura. Volcar el contenido en un molde rectangular y esparcir la polenta con el reverso de una cuchara. Debe quedar de una altura de 1cm o 1 y 1/2cm de grosor. Dejar enfriar unos 10-15 minutos y luego desmoldar. Cortar en bastones como si fueran patatas fritas. En una bandeja de horno forrada con papel antiadherente colocar los bastoncitos de polenta, agregar una cucharada de aceite de oliva extra virgen, remover con las manos con cuidado de no romper los bastones, y llevar al horno. Cocinar durante unos 8 minutos o hasta que estén crujientes.

 

Para el rebozado del pescado

En una sartén colocar las semillas de comino y de cilantro y tostar a fuego suave hasta que comience a desprender su aroma. Colocar en un recipiente rectangular o un bowl grande. Allí mismo agregar el harina de garbanzos tamizada, las especias, los chiles rojo y verde, el cilantro picado, sal y pimienta y agregar poco a poco agua mineral. Debe quedar una consistencia de pasta algo blanda aunque no demasiado. 

Colocar los lomos de merluza o mairas y dejar macerar.

 

Para el puré de guisantes

En un cazo con agua hirviendo y sal, agregar los guisantes frescos o congelados y cocinar unos 6-8 minutos o hasta que estén tiernos. Colar y colocar en la batidora con una cucharada de aceite de oliva y un puñadito de hojas de estragón. Triturar hasta que quede como un puré algo rústico. Se puede agregar unas cucharadas de agua mineral o agua del hervor si hiciera falta.

Pasar a un bowl y reservar.

En una placa de horno forrada con papel de antiadherente colocar el pescado con parte de la paste que tenga adherida y llevar al horno a 200º. Cocinar unos 10-12 minutos. Quedarán algo crujientes, aunque no esperar que queden tan firmes como fritos. Retirar.

Colocar en un plato los chips de polenta, el puré de guisantes y estragón y el pescado rebozado acompañado de gajos de limón y una ensalada de berros si se quiere.

 

RecetarioSara BanalPescado