Cremoso de polenta con chips de kale y merluza con chermoula

polenta-merluza-kale

Seguimos con las recetas que hicimos (ejem, hizo Diego) después de recibir la caja de merluza fresca de La Platjeta.

Repetimos de pescado, pero no es ningún problema en esta casa, ya que la merluza nos encanta. Aunque la verdad no sé qué me gusta más: la crema a base de polenta, los chips de kale o la merluza con chermoula. No importa, ¡en este plato están todos juntos!

La polenta no es más que sémola de maíz. Yo no la conocía hasta que Diego me la hizo probar y la verdad es que me encanta su sabor y su versatilidad. Como más me gusta es cuando hace chips de polenta, pero en formato cremoso tampoco me lo pierdo. Algún día os pondré la receta del fish and chips versión saludable ;)

Por el momento os dejo con esta que no tiene nada que envidiarle.

El maíz tiene la característica de ser fresco y de sabor dulce. Entre sus propiedades se encuentra que es diurético y al ser de naturaleza fresca alivia diferentes tipos de inflamaciones (utilizado de manera medicinal) como en el caso del síndrome premenstrual, eczemas, nefritis, cistitis... También se puede usar su aceite para suavizar la piel de las manos (aunque yo no lo he probado, normalmente para estos casos recomiendo el aceite de sésamo porque es más fácil de encontrar).

El chermoula es una mezcla de especias marroquies, utilizada para dar sabor a los platos de pescado o marisco. Estas especias calientes se utilizan originariamente para dispersar la energía pero en esta receta está pensada para darle un toque de calor al plato, ideal para tonificar el sistema digestivo.

El kale (o col rizada de toda la vida), es un tipo de col típica de los países del norte de Europa. Para ser una verdura tiene la particularidad de haber conseguido ponerse de moda en los entornos vegetariano-flexiteriano. Esta es una crucífera de temporada de invierno y es muy interesante incluirla en la dieta de las mujeres que han restringido el consumo de lácteos ya que en una ración generosa hay el mismo calcio que en un vaso de leche de vaca. Será interesante en el caso de las mujeres embarazadas o durante la lactancia y también frente la amenaza de la osteoporosis.

Tengo que decir que el día que hicimos esta receta, nuestra hija de dos años y medio nos robó el plato que tenía la col en chips y se la comío toda! Por suerte la foto ya estaba hecha ;)

 

Allá va la receta, ¡bon profit!

 

Cremoso de polenta con chips de kale y merluza con chermoula

Para 2 personas

 

· 50g de polenta (sémola de maíz)

· 150-200ml de caldo de pescado o de verduras

· 1 hoja de laurel

· 3 cucharadas de aceite extra virgen de primera presión en frío

· Sal

· Pimienta recién molida

· 1 taza de kale lavada y separada del tallo central (2 ramas aproximadamente)

· 1 merluza de 300g-400g aproximadamente

· 1/4 de taza de cilantro fresco lavado y centrifugado (hojas y tallos)

· 1/2 cucharadita de comino en polvo

· 1/4 de cucharadita de cilantro en polvo

· 1 cucharadita de paprika o pimentón dulce

· Una pizquita de chile en polvo o en escamas o de guindilla (a gusto si se quiere más o menos picante)

· 1 diente de ajo

· 1/4 de chile verde

· Zumo de 1/4 de limón

· 1/4 de cebolla morada picada en cubitos bien pequeños

 

Procedimiento

Precalentar el horno a 150º

 

Para el chermoula (adobo de origen marroquí):

Poner en la batidora el cilantro fresco, el ajo, el chile verde, el comino en polvo, el cilantro en polvo, el paprika o pimentón dulce, 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, el zumo de limón la sal, la pimienta recién molida y triturar todo. Debe quedar con la consistencia de un pesto. Retirar de la batidora a un recipiente de cristal, colocar los lomos de merluza, mover bien para que ambos lados queden impregnados con la mezcla y reservar en nevera hasta el momento de cocinarlos.

 

Para los chips de kale:

Quitar el tallo central duro a las hojas de kale, luego romper en hojas mas pequeñas. Lavar bien y centrifugar. Colocar en una placa de horno con papel antiadherente, salpimentar, rociar con una cucharada de aceite de oliva extra virgen y llevar al horno por unos 8-10 minutos. Controlar que no se quemen. Deben quedar secos y crujientes. Reservar.

Tambien la kale se puede saltear en una sartén a fuego fuerte 1-2 minutos y luego bajar el fuego al mínimo y cocinar por unos 5-7 minutos más. Cambiará la consistencia y el sabor será mas profundo. Subir el horno a 180º.

 

Para la polenta:

Colocar 150ml-200ml de caldo de pescado o de verduras en un cazo y llevar al fuego. Agregar 1 hoja de laurel y llevar a ebullición. Tapar y apagar el fuego. Dejar infusionar unos 10 minutos, luego retirar la hoja de laurel y volver a encender el fuego hasta punto de hervor. Agregar sal y pimienta negra recién molida. Bajar el fuego e ir agregando la polenta en forma de lluvia mientras se revuelve continuamente con una varilla o una cuchara de madera. Irá cogiendo una consistencia cada vez más espesa, se puede ir agregando pequeñas cantidades de caldo caliente o agua caliente. Cocinar unos 10-15 minutos o 3-4 minutos si es polenta precocida. Es mejor que quede con una consistencia de puré blando ya que poco a poco se irá poniendo más firme.

 

Para el pescado:

Retirar el pescado de la nevera y colocarlo en una bandeja de horno forrada con papel de horno antiadherente (no papel de plata). Llevar al horno y cocinar por unos 7-8 minutos aproximadamente.

 

Para el emplatado:

Colocar la polenta en el centro del plato, unos chips de polenta por encima y alrededor del plato y por último el lomo de merluza encima.

 

 

RecetarioSara BanalPescado, kale