Peixet de ternera en dos cocciones con patatas rustidas

sin título-436.jpg

En algunos entornos comer carne es una constante, es la única opción, y si no es carne roja será carne blanca, pero algún animal tiene que haber en el plato. Es como que si no no has comido.

Sin embargo, en el entorno de la salud cada vez es más común encontrar restricciones a la carne roja. La razón se encuentra en sus grasas, ya que al ser saturadas favorecen la producción de prostagladinas tipo 2, las responsables de los procesos inflamatorios.

En la consulta de fertilidad es común encontrar problemas de salud de origen inflamatorio que se benefician directamente de reducir la ingesta de carne, comer menos y comerla mejor. Creo que es importante saber comer bien la carne, es decir, saber racionarla a lo largo del mes y prepararla de manera que las grasas no queden refritas.

Y así es como las preparamos en nuestra casa. Nos gusta la carne, pero la comemos muy, muy de vez en cuando. Compramos siempre que nos es posible carne de origen biológico, y si no es posible tratamos de comer otra cosa.

A continuación os dejamos una receta de redondo, muy melosa, ideal para los días fríos de los meses de invierno.

 

Peixet de ternera en dos cocciones con patatas rustidas

 

Para 4 personas

 

· 1 pexet o redondo de ternera de 800g o 1kg.

· 2 cebollas.

· 2 dientes de ajo.

· 2 hojas de laurel.

· 2 zanahorias medianas.

· 4 patatas medianas.

· 1 y 1/2 cucharadas de hojas de tomillo fresco.

· 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío.

· 1/2 cucharadita de mostaza de dijon, o 1/2 cucharadita de granos de mostaza .

· Sal.

· Pimienta negra recien molida.

 

Procedimiento

Precalentar el horno a 170º.

 

Llevar una sartén de fondo grueso al fuego medio-fuerte. Salpimentar la carne, pintar el fondo de la sartén con aceite y colocar la carne. Ir sellando (dorando) unos minutos por cada uno de sus lados. Retirar y reservar en un plato.

En una olla de fondo grueso agregamos 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y llevamos al fuego medio. Cortamos las cebollas en láminas finas (juliana) y agregamos a la olla. Removemos constantemente con una cuchara de madera. Agregamos los ajos con piel y todo y las hojas de laurel. Pelamos las zanahorias, las cortamos en láminas longitudinales y las agregamos a la olla junto con la cebolla. Rehogamos unos 3 minutos más.

Llevamos la olla al fogón más pequeño y ponemos el fuego al mínimo. Untamos la carne con la mostaza de dijon (o 1/2 agregamos 1/2 cucharadita de semillas de mostaza a la olla) y 1/2 cucharada de hojas de tomillo fresco, tapamos. 

Dejamos cocer por 2-3 horas. Pasada 1 hora podemos girar la carne y ver el líquido que tenga, si hiciera falta se pueden agregar 3-4 cucharadas de agua mineral o caldo casero.

Mientras se cocina la carne, pelar las patatas y cortar en laminas de 1/2cm. Colocarlas en una fuete de horno con papel antihaderente debajo, rociar con 1 o 1 y 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra, salpimentar, agregar las hojas de tomillo fresco, mezclar bien con las manos y llevar al horno. Cocinar por 40 minutos aproximadamente o hasta que las patatas estén cocidas y algo tostadas. Retirar y reservar.

Una vez la carne este cocida la retiramos de la olla a un plato. Calentamos una sartén de fondo grueso con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y doramos la carne unos momentos por cada lado. Luego cortar y servir con las patatas asadas y acompañar con las zanahorias y el jugo de la carne.

¡Bon profit!