Sopa de invierno con vegetales

Pocas cosas me gustan más que un buen caldo de verduras. Es uno de los platos que más recomiendo tomar a las personas en busca de un embarazo (o directamente de mejorar su salud general) aunque es en los meses fríos cuando se agradece más encontrarlos en la mesa. Entre algunas de sus propiedades, los caldos de verduras y huesos son reconstituyentes, remineralizantes y facilitan el descanso.

El pasado mes de enero nos dejó unas buenas semanas con la sensación de invierno de verdad. Saber que al llegar a casa te espera un caldo de verduras de invierno hace que se te congele un poco menos la mano que sujeta el paraguas, ¡palabrita!

Con este plato probamos por primera vez las setas Shimeiji. Nos han encantado, tienen una textura muy agradable y le dan un gustito al caldo muy rico, interesante cuando es solamente de verduras.

Allá va la receta.

 

Sopa de invierno con vegetales

 

· 1 puerro

· 1 cebolla

· 2 dientes de ajo

· 4 zanahorias

· 2 chirivías

· 1 nabo

· 2 rabanitos o 10cm de daikon

· 1/2 calabaza variedad violín u otra calabaza de invierno (500g aproximadamente)

· 2 tazas de col picada

· Un manojo de perejil fresco

· 4 Setas shitake deshidratadas

· 5cm de alga kombu

· Sal

· Pimienta negra recién molida

· 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío

· 3cm de jengibre fresco pelado y cortado en láminas

· 10 unidades de setas shimeiji

· Un puñadito de berros o los tallos y hojas de la zanahoria (opcional)

· 4 litros de agua mineral

 

Procedimiento

Colocar en una olla grande de fondo grueso 2 zanahorias peladas y cortadas pequeñas, 1/2 calabaza cortada a dados pequeños, 1 puerro picado fino, la col picada fina, 1 chirivía cortada en láminas finas, el manojo de perejil (con tallos y todo), el alga kombu, los 2 dientes de ajo, el jengibre cortado en láminas, las setas shitake deshidratadas y 4 litros de agua mineral. Llevar al fuego máximo hasta que rompa a hervir, luego bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocinar por 2 o 2 y 1/2hs.

Colar reservando el líquido, retirar las setas shitake y desechar el resto de las verduras del caldo.

En la olla donde preparamos el caldo, agregar 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra y la cebolla cortada a láminas finas, llevar al fuego y rehogar 4-5 minutos hasta que adquiera un color dorado.

Agregar el caldo y llevar a hervor. Agregar sal y pimienta negra recién molida. Bajar el fuego al mínimo y tapar.

Cortar 2 zanahorias y 1 chirivía en cuñas (método rodado) y agregar al caldo. Pasados unos 4-5 minutos agregar el nabo en dados pequeños y la calabaza tambien cortada en dados pequeños y las setas shimeiji y las setas shitake cortadas en láminas finas.

Cocinar unos 5-8 minutos más y agregar los rabanitos cortados a la mitad longitudinalmente, los berros o los tallos y hojas de zanahoria. Cocinar 2-3 minutos más sin tapa y servir.

 

*Variantes

Esta sopa perfectamente se puede hacer agregando unos cuantos huesos de ternera ecológica al caldo inicial, o bien una carcasa de pollo ecológico. Las propiedades terapéuticas cambian de uno a otro pero a grandes rasgos se puede decir que tonifican la energía yang del cuerpo a la vez que nutren la parte de los fluidos yin. Es en todo caso un reconstituyente para los días fríos del invierno.

RecetarioSara Banal