Consigue el embarazo de tus sueños

Aprende todo lo que puedes hacer para que tu fertilidad florezca y puedas traer al mundo a tu futuro bebé.

 

fondo.jpg
másfértil

Más fértil con Medicina China

Un programa diseñado para ayudarte finalmente a mejorar tu fertilidad y la de tu pareja. 

Este programa ha sido creado para ti, especialmente si estás teniendo problemas para quedarte embarazada de manera natural o por reproducción asistida.

Una pareja sana y joven tiene un 25% de probabilidad de concebir por cada ciclo menstrual y en el transcurso de un año las posibilidades de lograr el embarazo son del 75-85%

No obstante, en ocasiones el tiempo avanza y el embarazo no llega.

Pueden ser múltiples las causas por las que se te hace difícil conseguir un embarazo de forma natural, bien sea por problemas ginecológicos (endometriosis, ovario poliquístico, baja calidad ovárica, miomas…), que tengas más de 40 años, un historial de abortos espontáneos o que tu pareja presente un seminograma deficitario (baja movilidad, vitalidad o cantidad de espermatozoides).

También es frecuente el caso de parejas con infertilidad secundaria, donde a pesar de ya tener un hijo aparecen dificultades para conseguir tener otro bebé.

Gracias a la combinación de la acupuntura, la fitoterapia y la alimentación podemos conseguir mejorar el funcionamiento de tu organismo y/o el de tu pareja en pro a la fertilidad. Incluso si acabáis de empezar la búsqueda y simplemente buscas una forma rápida, natural y saludable de acompañarte en el proceso.

Mejorar tu fertilidad está en tu mano

1 · Mejora la salud de los óvulos y el esperma.

2 · Mejora la respuesta a los tratamientos de reproducción asistida (Inseminación Artificial y Fecundación In Vitro /ICSI).

3 · Favorece el equilibrio hormonal, normalizando los ciclos menstruales (síndrome premenstrual, regularidad y cantidad de sangrado menstrual adecuada).

4 · Incrementa el flujo sanguíneo que va hacia tus órganos reproductivos, facilitando la maduración correcta de los ovocitos, la ovulación y la implantación del embrión.

5 · Aporta un bienestar global en los diferentes sistemas del organismo (digestión, descanso, sistema nervioso, inmunitario etc) para minimizar las interferencias en la reproducción.

fondo.jpg

Con Medicina Tradicional China

DIAGNÓSTICO

Respondiendo a un cuestionario completo localizaremos todos los pequeños y grandes desajustes en tu organismo para corregirlos y aumentar el bienestar para, de forma colateral, mejorar tu fertilidad.

 

TRATAMIENTO

Combinaremos técnicas de acupuntura, fitoterapia, pautas de alimentación, recomendaciones de hábitos diarios, ejercicios de relajación, digitopuntura... todo lo que sea necesario según el diagnóstico para que recuperes la funcionalidad de tu sistema reproductivo y consigas quedarte embarazada y tener un bebé sano.

 

SEGUIMIENTO

Las sesiones de seguimiento son semanales, ya que en ellas tiene lugar el tratamiento de acupuntura. En el caso de que se hayan dado grandes cambios y que la evolución de tus síntomas sea muy buena, se podrán espaciar a quincenal.

Todas las visitas incluyen una sesión de acupuntura adaptada a tu estado actual, en función de tu ciclo y tus necesidades del momento.

 
flor de loto
 

Además...

  • Aprenderás a conocer tu fertilidad, observando tu cuerpo y sabrás cómo responder cuando hayan cambios no deseados utilizando recursos a tu alcance.

  • Sabrás cómo alimentarte en cada estación para beneficiar tu constitución y sobretodo no ir en detrimento de tu fertilidad.

 

¿Por qué Medicina China para la fertilidad?

En mis años de formación vi que la Medicina Tradicional China ofrece muchas herramientas para tratar las diferentes dolencias relacionadas con la ginecología e infertilidad.

Más tarde, viví de cerca la historia de infertilidad de algunos amigos y haberles podido ayudar a tener a sus hijos me hizo ver lo grande y lo bonito de esta profesión y la responsabilidad que implica afrontar esta tarea.

Al haber sido padre siento un compromiso enorme, pues sé de primera mano la carga emocional que hay detrás de la búsqueda de un embarazo y el dolor tan grande en que se puede convertir cuando ese embarazo no llega.

Mi misión es ayudarte a creer en tu propia capacidad para conseguir un embarazo y tomar las riendas de tu salud en tu camino hacia la maternidad.

 



 

Desde bien pequeña supe que quería ser madre, sin embargo, al descubrir que tenía el Síndrome del Ovario Poliquístico sentí el pánico a la evidencia: este síndrome es el trastorno más común en infertilidad por causas anovulatorias.

Yo ya me dedicaba a la Medicina Tradicional China cuando quise concebir pero no fué hasta entonces que empecé a investigar todo lo que esta maravillosa medicina ofrece para este momento tan importante en la vida de una pareja.

Mi deseo es que todas las personas que busquen concebir con conciencia puedan hacerlo, iniciando un camino que lleve a una mayor salud para toda la familia.

 
 
 
 
diego

diego rossi

Terapeuta

 
retrato2.png

 sara banal

Terapeuta

fondo.jpg

Así es como ya hemos ayudado a otras personas

M.P. 32 años - Ovario poliquístico & Baja reserva ovárica

Hace dos años (con 30a) decidí ser madre y me quedé embarazada al poco tiempo sin ninguna dificultad. A las 6 semanas tuve un aborto espontáneo.

Tras unos meses de intentarlo de nuevo, me derivaron a la unidad de reproducción y me hicieron varias pruebas, ya que tengo ovarios poliquísticos, vieron que tenía un tabique en el útero y que este podría haber sido la causa del aborto al no tener suficiente espacio para que se desarrollara el embrión. Me operaron para quitar el tabique una primera vez en la que mi útero ganó el espacio que le faltaba y en una segunda vez para retocar un poco más. Entre las pruebas y las cirugías pasó un año.

Después volvimos a intentarlo y al no quedarme embarazada decidimos junto con el médico realizar tratamiento hormonal. Realice dos inseminaciones artificiales sin éxito. Entonces descartamos realizar una tercera y realizar una FIV. También me propuso la ovodonación si la FIV tampoco funcionaba ya que con mis ovarios lo veía poco probable. Al mismo tiempo, me recomendó probar con la acupuntura para mejorar la calidad de mis ovarios, y fue entonces cuando conocí a Sara.

Cambié mi dieta por completo (fuera azúcares, lactosa, gluten…) mejorando mis síntomas digestivos que ya tenía (hinchazón abdominal, flatulencia…), regulándose la regla también y a los tres meses me quedé embarazada.

Durante todo este tiempo (casi dos años) también he de decir que creo que la actitud que tengamos es primordial. Por eso es muy importante estar relajadas en la medida de lo posible. Yo he tenido siempre una actitud serena yendo paso a paso según iban surgiendo las cosas y pensando que lo que tuviera que ser sería pero también que si no podía ser no lo sería.
¡Mucho ánimo a todas!


s.C 40 años - baja reserva ovárica

Me puse en contacto con Sara y Diego después de intentos fallidos con FIV y ovodonación, un tratamiento de FIV cancelado por baja respuesta ovárica y una no implantación con óvulo de donante.

Con el desánimo de un proceso tan largo sin resultados, fue mi ginecóloga la que me comentó que había estudios con resultados muy positivos en el acompañamiento con acupuntura.

En Sara y Diego encontré unos profesionales muy humanos que no solo me trataron con técnicas de acupuntura y fitoterapia, si no que me dieron pautas de nutrición y vida más saludable. También me enseñaron a hacer un seguimiento de mi ciclo a través de la temperatura basal.  

El resultado fue que a los tres meses desde la primera visita me quedé embarazada de manera totalmente natural.

¡Muy agradecida por acompañarme en este camino!


M.G & A.S, 28 y 30 años - BAJA RESERVA OVÁRICA & POCA MOVILIDAD, VITALIDAD Y CANTIDAD ESPERMÁTICA

Mi pareja y yo llevábamos casi dos años intentando ser padres. No había forma de conseguirlo y nuestras esperanzas poco a poco se perdían.

Después de un año intentándolo decidimos acudir a un especialista para hacernos pruebas. Los resultados fueron muy negativos (baja reserva ovárica con 28 años y poca movilidad y poca cantidad de esperma). Los médicos nos dijeron que no podíamos ser padres de manera natural que directamente nos apuntaban a la lista de FIV.

Nosotros no nos quedamos conformes con el diagnóstico y decidimos buscar soluciones y entonces es cuando conocimos a Diego. Le contamos nuestros problemas y empezamos un tratamiento con él. Después de tres meses de tratamiento y cambios de rutinas y hábitos alimenticios hemos conseguido ese embarazo que tanto tiempo llevábamos buscando.

Actualmente aunque hemos conseguido lo que buscábamos, sigo acudiendo a la consulta con Diego para llevar a termino el embarazo por que me ayuda mediante acupuntura y consejos.

Solo nos queda agradecerte Diego todo el trato recibido.


M.V 33 años - Endometriosis & Baja reserva ovárica

Desde el primer mes que empezamos a buscar quedarnos embarazados comenzó nuestro particular "via crucis": Sangrados entre reglas que jamás antes había tenido, un quiste adherido al ovario, … Pasaban los meses y el embarazo no llegaba. En febrero me encontraron otro nuevo quiste, esta vez con probabilidad de ser cancerígeno, por lo que decidieron operar. Si no eran pocos los impedimentos que encontrábamos por el camino, llegaron los resultados de las pruebas de fertilidad.

Mi reserva ovárica correspondía a una mujer de 45 años (tenía 33) Había que recurrir a un FIV y las probabilidades para quedarme embarazada con mis propios óvulos eran casi nulas. El tratamiento debía empezar cuanto antes.

Yo, que desde que tengo uso de razón, había querido ser madre, de repente me decían que ese sueño era imposible.

El mundo se paralizo para mi.

Era como una pesadilla y no entendía como esto me podía pasar a mi. Pero había que mirar hacia adelante.

Una vez realizada la operación y descartando que el quiste era cancerígeno, decidimos empezar el tratamiento FIV en la siguiente regla. Para calmar mi ansiedad nos recomendaron la acupuntura. Harta de tantos médicos y hospitales decidí acudir a Sara. Y ella cambió mi vida.

Desde la primera visita, mi ansiedad y tristeza fue desapareciendo poco a poco. Soy una persona que necesita tenerlo todo planificado, sin dejar nada al azar (aspectos de una personalidad nada compatibles con un proceso FIV) Pero mientras que los médicos nos decían que lo único que podíamos hacer era esperar a que la ciencia lograra lo que casi era un milagro, Sara puso en mi mano aspectos que favorecían este proceso.

Del "solo puedes esperar" de la ciencia, pase al "tu puedes hacer algo para conseguirlo" de Sara. Y eso, para mí, fue un chute de energía. Cambié radicalmente mi alimentación, comencé a practicar yoga y aprendí a escuchar más a mi cuerpo. Llegó la siguiente regla y con ella el proceso FIV.

"Medicación de caballo" (palabras exactas de mi médico) sin ningún síntoma en mi cuerpo y las buenas noticias empezaron a aflorar poco a poco. Dos óvulos reaccionaron a la medicación, y de ahí  embriones de tan buena calidad que sólo me transfirieron uno. Los médicos estaban tan sorprendidos como nosotros.

A los 15 días de la transferencia llegaron las mejores noticias. ESTABA EMBARAZADA! El destino quiso que recibiera esta noticia 15 min más tarde de salir de una visita en la seguridad social para probar el tratamiento si no saliese bien en la clínica privada. Las palabras del médico no pudieron ser más rotundas: era imposible que con mis resultados pudiera quedarme embarazada con mis propios óvulos.

Pues bien, hoy puedo decir, que nada es imposible si no que debemos tener la posibilidad de luchar por lo que queremos.

Gracias Sara por ayudarnos a conseguir nuestro sueño.

R.G 37 años - Embarazo Natural - Síndrome del ovario poliquístico

Trobar-me amb la Sara va ser una qüestió de casualitats, però mai he estat tan contenta amb el destí i que em portés a la seva consulta. Vaig contactar amb ella per què creia que necessitava ajut per a quedar embarassada (amb una diagnosi de Síndrome de l'Ovari Poliquístic sobre les meves espatlles des de feia molts anys) però essent molt conscient que abans havia de fer molta feina per a què el meu cos pogués trobar l’equilibri que una gestació es mereix: tenia moltíssims problemes digestius (diagnosticat Colon Irritable), problemes d’insomni, migranyes gairebé dia si i dia també, regles doloroses i irregulars, cansament, obstinació, ... i un llarg etcètera.


Al cap de dues sessions d’acupuntura, i gràcies també a la fórmula d’herbes xineses que em va preparar, la meva millora ja era espectacular: digestions perfectes, més energia, fora estrés i obstinacions, adéu al síndrome premenstrual, sons de tota la nit sencera. Amb cada sessió la meva salut anava millorant i més equilibrada i vital em sentia jo. Fins que al cap de gairebé dos mesos de teràpia amb ella vaig quedar embarassada. No m’ho creia! Mai hauria imaginat que em costaria tan poc, i més tenint en compte la meva edat.


Ara, un cop embarassada he decidit no deixar el tractament i continuar amb ella durant tot el procés d’embaràs i de preparació al part, ja que el que m’agrada més de la Sara, a banda dels resultats que ha provocat en mi, es la seva proximitat. Sento com si fos una companya amb qui poder comptar en qualsevol moment al llarg d’aquest camí, per mi desconegut, que m’espera al davant fins a la maternitat.

P.L. 35 años - Baja reserva ovárica

Mi pareja tiene realizada una vasectomía, de manera que cuando decidimos que queríamos tener un hijo, sabíamos que el proceso iba a ser diferente y necesariamente debíamos acudir a una clínica de fertilidad; la mala noticia fue descubrir que la vasectomía era el menor de los problemas, detectamos que mi reserva ovárica era muy baja. Aun así, iniciamos el tratamiento de estimulación para intentar una fiv. El resultado fue un único ovocito viable con unas escasas posibilidades de llegar a buen término. La clínica nos recomendó ovodonación pero quisimos que ese fuera el último recurso y, buscando alternativas, encontramos a Sara.

No habíamos tenido contacto previo con la acupuntura ni la fitoterapia china pero confiamos en Sara y llevamos a cabo todas sus recomendaciones, sesiones de acupuntura semanal, fitoterapia, modificaciones en nuestra dieta y sobre todo, no apresurarnos ni intentar acelerar el tratamiento; después de tres meses iniciamos una nueva fase de estimulación en la clínica y el resultado fue fantástico, obtuve siete ovocitos, de los cuales fueron fecundados tres de la mejor calidad, pudimos realizar una fiv y hoy estoy embarazada de 39 semanas de una niña.

He continuado con las sesiones de acupuntura y las recomendaciones de Sara a lo largo de todo mi embarazo, me ha ayudado a resolver dudas y a mitigar molestias propias del embarazo. Sara realiza un acompañamiento cercano y respetuoso de todo el proceso desde una perspectiva complementaria que no aportan las clínicas de fertilidad.

V.V 37 años - Baja reserva ovárica & Hipotiroidismo subclínico

Llevábamos poco más de un año buscando y no llegaba nunca... Tuve un aborto bioquímico y eso me dio algo de esperanza, pero luego siguieron pasando los meses y nada. Mi pareja no tenía ninguna anomalía en su seminograma, así que poco después empezamos con la ronda de visitas a algunas clínicas de fertilidad y cada visita era como un baño de realidad en el que resaltaban todos mis problemas de infertilidad: mujer de casi 37 años, que tuvo cáncer con 14 años, tratada con quimioterapia que expuso sus ovarios a una oxidación prematura, con una calidad ovárica muy baja (Antimulleriana a 0,5), hipotiroidismo subclínico, colitis ulcerosa... En alguna clínica ya me hablaban de ovo donación por ver una muy poca probabilidad de quedarme embarazada de manera natural, por no decir casi imposible.

Si ya estaba en un estado de ansiedad constante porque no conseguía quedarme embarazada, las visitas a cada clínica fueron muy frustrantes y me hacían sentir muy mal. Pasé en pocos días en querer someterme a una fiv en mi siguiente ciclo, a pensar en que tenía que haber algo más. Y en ese punto es donde apareció la acupuntura como una opción para mejorar mi salud fértil. Me encontré las web de Sara y me gustó. Decidí escribirle. No tenía nada que perder. Ni imaginaba lo mucho que iba a ganar.

Al día siguiente, Sara me llamó. Hablar con ella y escucharla fue como abrir una ventana de una habitación que llevaba mucho tiempo cerrada. Una bocanada de aire fresco que volvió hacerme  sentir esperanzada. Sabía que el proceso podía ser lento y difícil, pero sentí que  había muchas cosas que yo podía hacer por mí que estaban en mi mano cambiar y eso me dio mucha fuerza. Estaba dispuesta a escuchar y seguir a rajatabla todos los pasos que tuviera que seguir para conseguir mi objetivo: estar en la mejor condición física para someterme a una fiv.

Y entonces conocí a Diego. Y después de una primera visita muy intensa e interesante, no podía esperar a empezar a aplicar todas las pautas de alimentación, la fitoterapia y recomendaciones varias que podía hacer en mi casa. Me sentía muy cómoda, comprendida y estábamos en contacto durante la semana si era necesario. Me adapté mejor de lo que creía y sentía que estaba donde debía estar. Empecé a pensar en que quería darle más tiempo a mi cuerpo y pensé en que la fiv la dejaría para unos meses más adelante, no quería correr, mi ansiedad desapareció y mi punto de vista respecto a mi fertilidad cambió.

Y así, sin esperarlo, sucedió el milagro de la vida. Aún no me lo creo, porque fue mucho antes de lo que esperábamos. Llevaba sólo 2 meses de tratamiento. Estoy aún en mi primer trimestre y es pronto, pero es un hecho: estoy embarazada. Me siento afortunada por haber conocido a Diego, porque aunque él diga que yo fui quien lo hizo posible, yo estaba perdida y él fue mi guía. Estoy convencida que la acupuntura me ayudó y por supuesto todos sus consejos. Estaré eternamente agradecida. Sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes!

D.E  41 años - Embarazo Natural - Infertilidad secundaria

Después de quedarme embarazada sin problemas de nuestra hija pensamos que el segundo sería coser y cantar, pero no fue así para nada. Empezamos a buscar en un mes de julio y hasta agosto del año siguiente no conseguí quedarme embarazada. Por desgracia este embarazo acabó en aborto bioquímico y nuestros ánimos quedaron por los suelos.

Una amiga me habló de la Medicina China y pensé que no nos vendría mal hacer algunas mejoras en nuestra salud, ya que los dos sabíamos que nuestra alimentación no era la mejor y que el estrés del trabajo y el tema del embarazo nos estaba desbordando.

En enero de este año empezamos un tratamiento con Diego, quien nos explicó la importancia de seguir algunas pautas para mejorar el estilo de vida, nos hizo cambios en la alimentación y acupuntura con la que nos relajábamos cada semana.

Diego nos habló de que harían falta unos meses pero nos quedamos embarazados en ese mismo ciclo (después de un año y medio) y ahora estoy embarazada de casi tres meses. ¡¡Todavía estamos en shock!!


Estamos profundamente agradecidos a Diego por su empatía y por ayudarnos a confiar en nuestras posibilidades de quedarnos por lo natural, ya que por mi edad ya empezábamos a pensar que no sería posible.

R.G 37 años - Embarazo Natural - Síndrome del ovario poliquístico

Trobar-me amb la Sara va ser una qüestió de casualitats, però mai he estat tan contenta amb el destí i que em portés a la seva consulta. Vaig contactar amb ella per què creia que necessitava ajut per a quedar embarassada (amb una diagnosi de Síndrome de l'Ovari Poliquístic sobre les meves espatlles des de feia molts anys) però essent molt conscient que abans havia de fer molta feina per a què el meu cos pogués trobar l’equilibri que una gestació es mereix: tenia moltíssims problemes digestius (diagnosticat Colon Irritable), problemes d’insomni, migranyes gairebé dia si i dia també, regles doloroses i irregulars, cansament, obstinació, ... i un llarg etcètera.


Al cap de dues sessions d’acupuntura, i gràcies també a la fórmula d’herbes xineses que em va preparar, la meva millora ja era espectacular: digestions perfectes, més energia, fora estrés i obstinacions, adéu al síndrome premenstrual, sons de tota la nit sencera. Amb cada sessió la meva salut anava millorant i més equilibrada i vital em sentia jo. Fins que al cap de gairebé dos mesos de teràpia amb ella vaig quedar embarassada. No m’ho creia! Mai hauria imaginat que em costaria tan poc, i més tenint en compte la meva edat.


Ara, un cop embarassada he decidit no deixar el tractament i continuar amb ella durant tot el procés d’embaràs i de preparació al part, ja que el que m’agrada més de la Sara, a banda dels resultats que ha provocat en mi, es la seva proximitat. Sento com si fos una companya amb qui poder comptar en qualsevol moment al llarg d’aquest camí, per mi desconegut, que m’espera al davant fins a la maternitat.

D.S. 40 años - Astenozoospermia severa

Antes de conocer a Sara llevamos un año con mi pareja intentando quedarnos embarazados. Tras realizarnos varias pruebas vimos en el seminograma que tanto el recuento de espermatozoides como la movilidad eran escasas. Tras un tratamiento de fertilidad en otra consulta, la situación empeoro hasta el punto que la movilidad del esperma era del 0%. Afortunadamente la vida me llevo a conocer a Sara la cual, a través de acupuntura y fitoterapia, consiguió en tan solo 5 meses que obtuviese un seminograma con diagnostico de Normospermia. Es decir valores totalmente normales y con una movilidad del 67%. Ahora estamos ya de casi 5 meses de embarazo de una niña que esperamos con mucha ilusión.

No tengo más que palabras de agradecimiento hacia Sara por su profesionalidad, compromiso, dedicación y sobretodo por un trato humano excepcional. Nos esta acompañado durante todo el proceso aportándonos mucha confianza y tranquilidad. Desde aquí os animo a todos aquellos que visitéis esta página web a que le déis un voto de confianza a Sara para cumplir vuestros sueños.


D.S. 37 años - Endometriosis & Baja respuesta ovárica

Sara es una de las pocas personas que considero un verdadero encuentro en mi vida. Un angelito, o una brujita como le digo a veces. Fuí a verla tras la recomendación de una amiga y la verdad que mi vida cambio completamente después de esto.

En los últimos 10 años mi camino había sido lleno de giros muy fuertes y estuve sometida a muchos cambios y muchísimo estrés. Tanto que mi cuerpo respondió como pudo, desarrollando una endometriosis. El hecho de tener un quiste ocupando casi todo el ovario izquierdo sumado a mi edad y al hecho de que en los últimos 5 años de relaciones desprotegidas con mi pareja no hemos conseguido el embarazo, hicieron a los médicos recomendarme directamente el FIV. Y rápido.

El primer intento fue muy desmotivador. La estimulación ha sido cancelada en el quinto día, debido a baja respuesta. El pronóstico sonaba muy deprimente: ovodonación o esperar que pase un milagro en la próxima estimulación. No creía en milagros en aquel entonces así que me puse a contemplar con el corazón bastante roto la opción de ovodonación.

Y fue allí cuando llegué a Sara y a sus agujas mágicas. Como un último intento de ver qué tal una técnica alternativa de la que tampoco sabía mucha cosa.

Desde nuestra primera sesión sentí que pasaba algo muy fuerte: mi consciencia y mi cuerpo entero se estaban despertando, poco a poco, de una prolongada pesadilla.

Entendí que no existen etiquetas preestablecidas, que nadie me puede decir si soy válida o no para procrear, para realizar mis sueños o para vivir de una forma u otra. Nada ni nadie decide sobre mi vida ni mis logros o mis fracasos, es completamente mi responsabilidad. Y las grandes victorias empiezan con las cosas muy pequeñas, tan pequeñas que a menudo las he pasado por alto sin querer. Empiezan con una alimentación correcta, con respetar las horas de descanso, con respetarme en cuerpo y en alma! Y otra frase de Sara que me quedo clavada: el ejercicio físico es como la verdura.. ¡Tienes que comerla te guste o no! Y eso hice.

Desde el primer mes de tratamiento con Sara y siguiendo al pie de la letra todos sus consejos, empecé a sentirme otra persona. Tuve la primera regla de mi vida entera sin dolor. No me lo podría creer, lloré de emoción. Le dije a Sara que incluso si mi objetivo principal, que es el de quedarme embarazada, no se cumplía, me declararía bastante feliz con los cambios de mi cuerpo y con el lado luminoso hacia el que mi vida empezaba a girar.

Después de cuatro meses de tratamiento con ella llegó el momento de la segunda estimulación. Ella me veía preparada y yo me sentía bien, aunque aún tenía cierto miedo de creer en milagros.

¡Pero el milagro paso! La respuesta al tratamiento ha sido incomparable con la primera vez. Logré tener 4 blastocistos perfectos, ¡y ahora estoy felizmente embarazada de uno de ellos! ¡en la primera transferencia de un único embrión! Aún no lo podemos creer , ni yo ni mi pareja. Ya hemos hecho la primera ecografia y todo se ve perfecto..

Ojalá siga así, y algo en mí me dice que así sera. Y que pronto vendrá al mundo este chiquitín tan esperado, en cuya vida Sara (a la que planeo mantener siempre cerca) tendrá sin falta una influencia importante, tal como la tuvo para su concepción.

J&M 32 años - Infertilidad por anticuerpos antiespermáticos

Descubrí a Sara a través de un blog, en un momento en el que estaba harta de que nadie entendiera nuestra situación, de que todo fueran pruebas con resultados estupendos y "relájate y te quedarás".

Con Sara TODO fué distinto. Para empezar, nos hizo un test a los dos para comprender cuál era nuestro día a día, ritmo de vida, alimentación.. teníamos (y tenemos) mucho trabajo por delante para lograr mejorar nuestra calidad de vida.

Inicié el tratamiento con Medicina China pero con mucha prisa por ser mamá. Llevábamos 3 años intentándolo y, aunque por dentro me lo negara, estaba demasiado ansiosa.

Sara lo sabía y en todo momento estuvo a mi lado, nunca se negó a ayudarme. Me animaba a que no me rindiera, a que siguiera buscando respuestas y no perdiera la esperanza.

Y eso hice.

Busqué sin parar con su ayuda, nos hicimos pruebas más específicas y al fin encontramos la luz al final del túnel.

Nuestra infertilidad es poco corriente (anticuerpos antiespermáticos) y en varias clínicas no está ni reconocida. Pero Sara siempre estaba a nuestro lado, apoyándonos en todo momento.

De nuestro primer FIV-ICSI conseguimos 9 embriones de calidad AA y no dudo de que Sara tuvo mucho que ver en esto.

Si todo va bien, en marzo tendremos a nuestra pequeña Abril con nosotros.

Gracias Sara!!!!!

 
fondo2.jpg

"La Medicina Tradicional China puede ser tu aliada para ayudarte a conseguir quedarte embarazada y tener un bebé sano. Es la puesta a punto ideal antes de concebir."

 

Pide ya tu primera visita

 

Rellena el cuestionario o llámanos al 637 24 08 48

Nombre *
Nombre
 
fondo.jpg

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura cada sesión?

Las primeras visitas, al tener necesitar conocer tu historia, realizar el diagnóstico, explicártelo y hacer la primera sesión de acupuntura, es necesario reservar dos horas.

Sin embargo, las sesiones de seguimiento son mucho más ágiles. Duran una sola hora, donde en la primera media hora evaluamos tu evolución y te respondo a tus dudas y en la siguiente media hora tiene lugar la sesión de acupuntura.

¿Cuál es el precio de las visitas?

Las sesiones de dos horas y media, es decir, las primeras visitas, tienen un coste de 120€ y las sesiones de seguimiento, de una hora de duración, tienen un coste de 50€.

¿Puedo pagar con tarjeta de crédito?

Actualmente no disponemos de lector de tarjetas por lo que pedimos por favor que los pagos se hagan en efectivo, por Bizum® o a través de transferencia bancaria previa a la visita.

¿Si empiezo ahora un tratamiento, cuándo crees que podré hacerme un FIV?

Esta es una pregunta muy frecuente, y es que el tiempo es un bien escaso y muy valioso, y normalmente cuando una pareja tiene en mente la fecundación in vitro, suele tener cierta prisa.

No obstante, si es necesario hacer un ciclo completo con estimulación ovárica, recomendamos un mínimo de 3-4 meses antes de realizarlo. Este es el tiempo que tardan en desarrollarse y madurar tanto los folículos en su última etapa de desarrollo antes de la ovulación como el esperma en su formación, y si se pretende influenciar en la calidad de estas células tienes que estar en tu mejor versión de ti misma durante el tiempo que dura este proceso.

Es decir: el estado de tu salud a día de hoy se reflejará en el óvulo que ovularás en 3 meses (si tienes ciclos regulares y mensuales) por lo que 3 meses es lo mínimo indispensable. Lo ideal sería conseguir estar bien y esperar luego esos 3 meses.

En el caso de contar con embriones vitrificados el tiempo es más relativo, pero como mínimo hay que regular los ciclos, eliminar síntomas de desequilibrios hormonales, cambiar hábitos de alimentación y mejorar el descanso y esto toma como mínimo 2 meses.

¿Qué tengo que hacer para empezar con mi tratamiento?

Primero de todo es necesario que nos pidas hora bien sea a través de un email (hola@sarabanal.com) o llamándonos por teléfono al 637240848. Antes de la visita te daremos acceso al cuestionario que es necesario rellenar para llevar a cabo la primera visita. Con él y a través de una entrevista, te haremos un diagnóstico de Medicina China, te explicaremos cómo vemos el estado de tus órganos y qué tendrías que hacer para restaurarlo. Después tendría lugar la primera sesión de acupuntura. A lo largo de los siguientes días te enviaremos un documento con información relativa a tu diagnóstico, una dieta individualizada para regularizar tu salud y una pauta de fitoterapia tradicional china u otros suplementos con los que complementar el tratamiento de acupuntura y la alimentación. Según cual sea tu diagnóstico, a veces también hacemos recomendaciones de pautas específicas para llevar a cabo en tu día a día. Y con esto, ya tendrías una buena base para empezar :) El seguimiento suele ser semanal, para ir monitorizando la evolución, resolviendo dudas y adaptando el tratamiento a cada una de tus necesidades que puedan ir surgiendo.

La mayoría de nuestras pacientes notan cambios en seguida, ya que aunque este sea un tratamiento para la fertilidad, engloba toda tu salud y solo esto de por si, ya vale mucho la pena. Y si te va a acercar a tu bebé, entonces el esfuerzo es 100% recompensado!

¿Cómo puedo saber si este tratamiento es lo que estoy buscando?

Si eres una persona que le gusta ir a la raíz de los problemas, que no te contentas con un no y buscas una segunda opinión, si estás dispuesta a hacer cambios en tu estilo de vida porque estás convencida de que es lo que necesitas, si te llama un estilo de vida más natural y en conexión contigo misma y tus necesidades, entonces estás en el lugar correcto.

Si por lo contrario te da pereza hacer cualquier tipo de cambio en tu alimentación, si pasas de implicarte en algo que exija un poco de esfuerzo o si en el fondo ya te va bien estar como estás, entonces es mejor que ni lo intentes. Nos gusta trabajar con gente comprometida y con ganas de darlo todo.

 
fondo3.jpg